?

Log in

No account? Create an account

Previous 10

Dec. 25th, 2011

hypnose

De mudanzas



NOS MUDAMOS A: 


                                         http://estadodeabandono.blogspot.com/





Jul. 15th, 2010

hypnose

Tejiendo telarañas







Hilandera que tejes
con tus tristes designios
el hilo de la vida.
Mira como avanzas y avanzas
con el tiempo
cual implacable máquina.
Mira como arrastras
con paso indiferente
todo el clamor humano.
Hilandera desteje,
o al menos,
detén la rueda hostil
pues aún vive la esperanza.

Hilandera. Cristina Maya.

Apr. 7th, 2010

ever

Luz cansada




Oh grandiosa y fecunda y magnética esclava
del círculo que en negro y dorado sucede:
erguida, trata y logra una creación tan viva
que sucumben sus flores, y llena es de tristeza.


En su llama mortal la luz te envuelve (fragmento). Pablo Neruda.
ever

Ponle bridas al tiempo...




Caen los días como hojas secas
arrancadas de la rama.
Sus glorias y miserias
transmutadas en ceniza.
Acaso dejando recuerdos en ruinas.
Marchito esplendor que
no conocerá otra primavera.

El árbol de los días (fragmento). R.M.A.


Mar. 5th, 2010

ever

La naturaleza del tiempo




"...no se le puede decir nada al tiempo, porque nunca ha querido saber nada de nosotros; simplemente pasa dejándonos abandonados."

Regreso a la tierra. Jim Harrison
ever

El salón rojo

 


Y entonces reconocieron la presencia de la Muerte Roja. Había venido como un ladrón en la noche. Y uno por uno cayeron los convidados en las salas de orgía manchadas de sangre y cada uno murió en la desesperada actitud de su caida. Y la vida del reloj de ébano se apagó con la del último de aquellos alegres seres. Y las llamas de los trípodes expiraron. Y las tinieblas, y la corrupción, y la Muerte Roja lo dominaron todo.

La máscara de la muerte roja. Edgar Allan Poe
ever

El compañero fiel




Por un momento le entristeció mucho acordarse del Conejo Rosa. Tenía ojos negros bordados (los suyos de cristal se le habían caído hace años), y una costumbre encantadora de derrumbarse sobre las patas. Su peluche, aunque ya no fuera muy rosa, era blando y amoroso. ¿Cómo se le habría ocurrido llevarse en su lugar aquel perro lanudo, que no tenía ninguna gracia? Había sido una terrible equivocación y ahora ya no podría arreglarlo nunca.


Cuando Hitler robó el Conejo Rosa.
Judith Kerr
ever

Cierren la puerta al salir




Por esa puerta ha de volver un día.
Cada vez que el impulso de la brisa,
como una mano débil indecisa,
levemente sacude la vidriera,
palpita más aprisa, más aprisa,
mi corazón cobarde que la espera.


Por esa puerta (fragmento). Amado Nervo.
ever

El tiempo siempre encuentra una ventana




Bendito entre todos los mortales aquel no pierde ni un momento de la huidiza vida recordando el pasado.

Caminar (1861).Henry David Thoreau
hypnose

Belleza olvidada




¿Quién soñó que la belleza pasa como un sueño?
Por estos labios rojos, con todo su triste orgullo,
tan tristes ya, que ninguna maravilla pueden presagiar,
Troya se nos fue con destello fúnebre y violento
y murieron los hijos de Usna.

Desfilamos, y desfila con nosotros el mundo atareado
entre las almas de los hombres, que se despiden y ceden su puesto
como las pálidas aguas en su glacial carrera;
bajo estrellas que pasan, espuma de los cielos,
sigue viviendo este rostro solitario.

¿Quién soñó que la belleza pasa como un sueño? (fragmento) William Butler Yeats

Previous 10